Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

#REVOLUCIÓN; Resultados del Cabildo Abierto del 22 de Mayo.

   Con los datos que tengo a mano de las actas del Cabildo de la ciudad de la Santísima Trinidad, puerto de Santa María de Buenos Aires; Y tomando en cuenta la cantidad de chicos y chicas que consultan qué carajos pasó en ese Cabildo del 22, les voy a dejar el resultado del escrutinio que pude realizar en estos días. Para que tengan en cuenta los posicionamientos de la hora, Les debo el debate del día para otro post.

http://archivohistorico.educ.ar/sites/default/files/06.pdf 
(Legajos del Cabildo Abierto del 22 de Mayo)

Cabildo Abierto. Juan Manuel Bulnes.lnes

.

Votos y análisis.

.

  Sobre 450 invitados, concurrieron doscientos cincuenta y uno. Algunos se retiraron antes sin votar, al notar que el virrey Cisneros venía perdiendo. Los votos se realizaron de modo nominal, Cada uno de los presentes tuvo que justificar de que modo votaba.

  El debate del Cabildo del 22 se basó en dos premisas que estableció el síndico del Ayuntamiento, don Julián Leiva:

1-Qué hacemos con Cisneros?
2-Qué hacemos con España?

 A partir de esas preguntas se desarrolló el debate con las cuatro opiniones conocidas de:

1-Lué, el obispo de la Catedral, favorable a la continuación del virrey y la soberanía realista sobre el Río de la Plata.
2-Castelli, abogado patriota, que estableció la teoría de la retroversión de la Soberanía, por la cual, ausente el soberano, el poder vuelve al pueblo de Buenos Aires. Ese aditamiento le costó a don Juanjo un fuerte dolor de cabezas.
3-El fiscal de la Real Audiencia, Genaro Villota, quien cuestionó la tesis “porteñista” de Castelli, y pidió concurrencia del resto de los cabildos del virreinato.
4-Passo, abogado del grupo castellista, quien arrojado al centro de la escena por el propio Castelli al grito, “Sálvenos, doctor Passo”, expresó que dadas las urgencias, Buenos Aires asumía, en calidad de la gestión de negocios ajenos, la representación del resto virreinal.

.

  Aunque el debate fue arduo y levantó polvareda, a los alfiles del Virrey les quedaba la votación nominal para imponerse. Votación y resultado, que no se ha apreciado en su importancia capital para entender los sucesos de Mayo.

.

La votación.

        Apurados por el debate perdido, los alfiles del virrey se jugaron a ganar la votación emitiendo sus votos en primer lugar, condicionando al resto de los indecisos. En el largo salón de la reunión, entre chocolate y bizcochos, los grupos reunidos, deliberaban entre sí, mientras hacían colas para votar.

  1. El primero en hacerlo fue el propio obispo Lué, ratificando sus expresiones en el debate. Sus palabras eran contraproducentes, y reiteradas, complicaron al virrey.
  2. Pascual Ruíz Huidobro, el militar de mayor rango, general pro-realista, pero enfrentado a Cisneros. El depuesto virrey expresó un hondo pesar cuando comentó los sucesos a España, sobre la actitud de Huidobro, a quien consideraba un amigo, y ayudó a concretar su caída. La opinión de Huidobro fue que el mando cayera en el Cabildo, hasta elegir una Junta, en nombre del Pueblo y de Fernando Séptimo. La idea era quedarse él con el cetro de don Baltasar.
  3. Ante las contraproducentes palabras de Lué, los miembros de la Audiencia, Manuel de Reyes, y don Diego de la Vega (¿el zorro?), dieron la argumentación general en apoyo de las autoridades realistas. Ya sea apoyando plenamente al Virrey, o quel mismo siguiera en sus funciones, acompañado de un selecto grupo de colaboradores.
  4. Apresurados por derrotar en la contienda la posición oficial, Feliciano Chiclana, Hipólito Vieytes, Nicolás Rodríguez Peña, y Juan José Viamonte, votaron “la posición de Huidobro”. ¿Qué llevó a estos cuatro patriotas de primera línea a cometer tal error?. Chiclana ha sido olvidado por la historia, pero fue uno de los agitadores populares, a la par de French y Beruti. Vieytes, en cuyo comercio, se juntaban todos a conspirar, primer periodista del país colonial; Peña, el brazo derecho de Castelli; Viamonte, un calco político de Saavedra, al punto tal que arrastró otros votos insignes, como el de Juan Ramón Balcarce o Superí, otros saavedristas de la primera hora. Es posible que en el apuro este agrupamiento de patriotas no hayan entrevido la maniobra de don Pascual, que era un españolista acérrimo, pero con unas ambiciones petulantes propias de un ‘galllego’ retrógado.
  5. La elección se fue dando entre las dos líneas descritas anteriormente, lo que obligó a Saavedra a juntarse con Castelli, Belgrano, Pedro García, Martín Rodríguez, Fco. Ortíz de Ocampo (estos tres últimos sus brazos armados), y apresurar la emisión de su voto. Saavedra era decisivo en la jornada, porque tras él, arrastraría a los indecisos, y a los que sintieron rechazo a Lué, y al propio Castelli. Don Cornelio se hizo presente en la mesa de votación, llevando del brazo a su segundo, García. Saavedra votó por la separación de Cisneros y la conformación de una Junta elegida “p0r la sola acción del Pueblo”. No menciona a Fernando VII: Esta es la línea más independendista de todas. Saavedra, en el apuro, omitió referise al Síndico, porque el resto de los votos lo mencionan como actor fundamental. El voto cambió la encolumnación del resto de los votantes, y fue factor decisivo para lo que vendrá.
  6. Pero esos imponderables de la Historia, como lo llama José Ma. Rosa, se produce inmediatamente después del voto de Saavedra. Porque su segundo, Pedro García, su brazo derecho, practicamente, el que hablaba por telepatía dictada del cerebro de don Cornelio, no afirma, como casi todos los demás votantes, “voto como el coronel Saavedra”, sino que le dio un ataque intelectual, o un ademán de vuelo propio. Y votó cualquier cosa. Habló de la ‘fermentación popular’ de los últimos días, y que dado quel Virrey no puede seguir, el poder fuera al Cabildo, con decisión fundamental del Síndico, y se forme una Junta en nombre de Fernando VII. Aquí podríamos sentarnos a discutir porque García vota de la manera que votó, pues muchos saavedrista votaron junto a su línea. Saavedra, pícaro criollo, si los hubo, no puso todas las manzanas en la misma cesta, esperando el escrutinio, mientras les juraba lealtad patriótica a los “castellistas”?? No lo sabemos, Sí sabemos que el voto de García arrastró elementos sustanciosos, que pudieron dejar en “off-side” la estrategia patriota.
  7. Este frente abierto en las votaciones patriotas dejan un trasluz favorable al “regalismo”, y que se intensifica cuando Juan Nepomuceno de Solá, expresa una nueva brecha en el Frente Patriotico, al reiterar expresiones significativas, por las cuáles, el síndico Procurador General del Cabildo, fuera artífice principal de la nueva Junta de Gobierno, y siempre en nombre del Rey, pero con el aditamiento de que los cabildos provinciales agreguen sus nombres a la citada Junta. Es el embrión de la llamada Junta Grande de meses después.
  8. Todavía un Luis Chorroarín, rector del Real Colegio de San Carlos, hizo un voto al estilo de García, en nombre de “Dios, el Rey y la Patria”. Cuando el último gran grupo patriota concurrió a la mesa de votación, encabezados por Martín Rodríguez, Bernardino Rivadavia, Darragueira y Mariano Moreno, Juan José Passo, junto a ellos, votó la fórmula de Chorroarín. Inexplicable, porque Passo había sido el adalid de la victoria patriotica en el debate, y votaba en disidencia con el grueso partidario.

.

Final escrutado:

.

  • Votaron, en general favorable al virrey, 69 personas, tomando la opinión primordial del oidor Manuel de Reyes. Lo gracioso de entre los votos que pude consignar es quienes votaron del lado “cisnerista”: Un tal don Diego de la Vega (¿el zorro?) y, como siempre junto al Pueblo, José Martínez de Hoz.

  • En contra, 157 votos, los cuáles se separan del siguiente modo, a mi opinión:

  1. La opinión del general Pascual Ruíz Huidobro, quen realidad quería quedarse con el cargo de Cisneros. 25 votos.
  2. La línea, que yo llamo, “moderada”, tuvo 42 votos. La del comandante García, padre de Manuel, el famoso pecho frío para los asuntos de la Patria. Miguel de Azcuénaga acompañó este voto, como Chorroarín y Passo sus argumentos generales.
    A estos moderados, agrego la opinión de Juan Nepomuceno Sola, junto a Juan Pedro Aguirre, Manuel Alberti, y Santos Inchaurregui, que decían quel Cabildo debía tener provisoriamente el mando, hasta conformar una Junta Grande con los diputados del resto de las provincias. El nombre de Fernando Séptimo vuelve a aparecer en estos votos.
  3. La línea radical del patriotismo contó con 87 sufragios; Siguió el voto de Cornelio Saavedra, Aquí encontramos a todos los patriotas, diría: Belgrano, Castelli, Beruti, French, Martín Rodríguez, Ortiz de Ocampo, Mariano Moreno, Vicente Echeverría (rosarino), Bernardino Rivadavia, Vicente López, Domingo Matheu, Juan Bautista Bustos, Domingo Campana, Francisco Pico, Martín Thompson, Gregorio Tagle, Donado, Irigoyen, Darraguiera. Castelli agregó un modismo, diciendo que el voto popular se eligiera en el Cabildo, lo que dio a la interpretación de que quería un voto de la parte principal de la sociedad. Este es el voto de los acuerdos previos de los patriotas, pero insisto, Llama la atención que García, amigo de Saavedra, y los que he mencionado anteriormente, no hayan seguido la línea de este voto, tal vez en el apuro por votar, o vaya uno a saber porqué.
  4. El voto más terrible fue el del doctor Francisco Planes, quien no solamente pidió la separación de Cisneros, sino que se le hicieran cargos por su responsabilidad en la represión del movimiento de Mayo de 1809 en el Alto Perú.
  5. Un tal “De la Colina”, es el voto más interesante del día. Junto a dos adherentes, votó por suplantar al virrey por una junta por él mismo encabezada, y acompañado por cuatro representantes sociales: un militar, un abogado, un cura, y un comerciante. Es, justamente, la Junta del 24, como se la conoce. La pegó, “De la Colina”.
  6. Juan H. Aguirre, fue más allá, y pidió por establecer una Junta encabezada por Saavedra, y acompañado por Julián de Leyva, el síndico que tenía todos los ases de la baraja, y Castelli, Passo, y Mariano Moreno. Esta es la base de la Primera Junta que ya todos conocemos.
  7. La costumbre indica contar que Julián Segundo de Agüero votó para que siga el virrey, pero no constaté su voto, en verdad, pues se retiró antes. Y Juan Larrea, el financista de la Rev. que no concurrió a las deliberaciones.

.

 Pero hete aquí el segundo dato de la votación del Cabildo del 22: Si Cisneros tenía las horas contadas, no así el juramento de lealtad a don Fernandito: 137 perjuraron lealtad, y nadie habló de romper amarras. La línea patriota, y sus 87, no expresó opinión, se abstuvo de hacerlo, pero desconocemos, si fue en el apuro, o un olvido táctico para ver hasta donde se podía llegar:

   Todo el miércoles 23 de mayo, el síndico del Cabildo, Julián Leyva se dio cuenta de dos cosas. Que Cisneros estaba sonado, y que él era el árbitro de la situación. El voto de De la Colina, le habilitaba a una estratagema que ya contaremos.

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Carlos Pistelli

    Reblogueó esto en ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?y comentado:

    Para tener en cuenta..

  2. Gustavo

    Donde se puede consultar el discurso del obispo Lue?, siempre me intrigo la participacion del obsipo en los sucesos de mayo y en los años posteriores

    • Carlos Pistelli

      Gustavo. Buscando en Google te tiene q aparecer las actas del Cabildo del 22

Trackbacks

  1. Cómo se conformó la Junta de gobierno? | ¿VALE LA PENA SER ARGENTINO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: