Carlos Pistelli

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Yrigoyen elige sucesor: “Marcelo”.

Abrazo_Alvear_YrigoyenYrigoyen recibe a Alvear, en 1922

          Cuando, en 1922, Yrigoyen designó sucesor -su palabra era orden para la convención radical-, el dedazo del Peludo recayó en Marcelo, algo que muchos no podían creer. Contaba Ramón Columba, taquígrafo parlamentario y caricaturista político, que la gente se decía: ¿Marcelo presidente? Y lanzaban una carcajada. ¿Por qué Yrigoyen eligió a Alvear como su sucesor? Es cierto que aquél tenía por Marcelo una debilidad personal, y apreciaba su energía y coraje, así como su inclaudicable optimismo. Los historiadores tienen diferentes explicaciones sobre el gesto de Yrigoyen, pero prevalece la idea de que quiso dejar en la Rosada a un hombre leal, y asegurarse de que, en 1928, al término de seis años, le devolviese el poder.

(tocar el siguiente link con el mouse en la tecla derecha: 

http://www.lanacion.com.ar/669114-regina-pacini-marcelo-torcuato-de-alvear-el-dandy-y-la-diva-del-canto )

.

*Yrigoyen*

  Hipolito Yrigoyen Presidente desde 1916, Hipólito Yrigoyen había gobernado frente a viento y marea siguiendo su instinto popular, su gauchismo político, y su bonhomía personal. Aciertos políticos, gobierno nacional (y siempre que se diga nacional, se excede agregar ‘popular’) de tintes populistas y demagogos. Para 1922, había que escogerle un sucesor acorde. Como lamentablemente pasa en Movimientos Personalistas, no había alguien a su altura.  El nucleo duro del yrigoyenismo juvenil, tenía su candidato: don Fernando Saguier, radical de alcurnia, del primer día, uno de los pocos que trató a Yrigoyen con el ‘Hipólito’ a secas. Ni don, ni doctor, ni Yrigoyen: Hipólito, así como lo trajeron al mundo. Diego Luis Molinari era el motor de la candidatura Saguier. Pero se necesitaba la bendición del jefe. Así que Saguier, Senado Nacional por pcia. de Buenos Aires, fue a la Rosada:

-Usted no puede ser Presidente, doctor Saguier.
-Pero, Hipólito, tengo el concurso del Partido.
-Conozco que ud. está implicado en ciertos negociados.
-Hipólito, si eso no lo sabe nadie…
-Pero lo sabemos Ud. y yo.

.

             Todos aventuraban a quien se elegiría en la Convención Nacional de la UCR como canditato presidencial, y lógicamente, el futuro Presidente. Algún avizpado se fue a consultar la opinión del Presidente vigente, buscando algún consejo patriarcal, que le indicara una sugerencia. Ni consulta, ni opinión, ni consejo, ni sugerencia: “Marcelo”. Tras una larga perorata hablando de la historia del partido, las causas, los padecimientos, su Gobierno, Yrigoyen soltaba el nombre, sin empachos. Ciento treinta y nueve convencionales (139) contra treinta y tres de diversos candidatos, dieron la fórmula Alvear-Elpidio González para 1922. Pero, por qué Marcelo?

.

https://carlospistelli.wordpress.com/2013/10/04/don-marcelo/

.

*Marcelo*

             Cuenta Ángel Gallardo, amigo personal de Marcelo, naturalista, y ministro de su gobierno, que Yrigoyen le dejó al sucesor una cantidad importante de decretos para que firme; Y que a los pocos días, armó un gabinete en las sombras, “en paralelo”, porque confiaba que Alvear se cansaba de los trámites de gobierno, y se pegaba el viaje de vuelta a París. Corre por cuenta de Gallardo, aunque el gabinete paralelo, efectivamente existió. También es cierto, y olvida decir Gallardo, que en 1916, Alvear creía que el propio Hipólito no aceptaría ser candidato, y ya se ponía el traje, sintiéndose el elegido. Cuando finalmente la Convención de la UCR escogio, casi que por la fuerza, a Yrigoyen, Marcelo despechado se fue a Europa, cuando se lo tenía para el crucial ministerio de Guerra. Y siendo ministro argentino en París, todavía Alvear se opondría a la política internacional yrigoyenista, con respecto a la organización de la Sociedad de Naciones.Marcelo deAlvearpresidente

    Todo esto narrado, no hizo mella en el espíritu de Hipólito para escogerlo como su sucesor. La amistad de años, el tenerlo como su discípulo dilecto, y la confianza que no traicionaría la ruta radical, debieron ser las argumentaciones. Como diría en sus años finales, “le falta apostolado, pero Marcelo es radical”, y hasta la médula, agregaría yo. Tal vez no un radical populista a lo Yrigoyen, pero sí que garantizaría el libre juego dentro de los preceptos constitucionales.  Para su desgracia, o tal vez adivinando la posibilidad, se dio todo lo contrario. A los dos años de gobernar, el Radicalismo volvía a dividirse, entre personalistas (yrigoyenistas) y antipersonalistas (donde Alvear orbitaba sin dejarse ver).

.

*Las líneas partidarias*

            Coexistían en el Radicalismo tres modos de entender su deber histórico.

  • Un Radicalismo que encarnaba Alvear, claramente, de tintes elitistas, más que conservadores, aunque posiblemente lo fueran. La mayoría de estos dirigentes que rodearon a Alvear en su encono hacia Yrigoyen, terminaron formando la Concordancia alredor de don Agustín P. Justo, general e ingeniero, un pícaro de la política argenta.
    Acá terminarían los gorilas más encendidos.
    .
  • El Radicalismo populista que seguía a Hipólito, ciegamente al Caudillo en lo que fuera, y entendían, como él, que el Radicalismo no era un mero partido democrático, sino “Una Cruzada cívica de regeneración moral”, “Un apostolado cívico”, “La Nación misma en busca de su destino”, que a algunos autores llevaron a calificar del “Totalitarismo Radical”. Yrigoyen comprendía que el rol de la UCR, a la que nunca llamó partido, amén de liderar los reclamos sociales y hacer Justicia Social en sus gobiernos, era la de reconstituir la Nación Argentina, despojada de sus miras y sentimientos, en una prédica soberana que no se tenía desde Caseros. Mamita que la tenían adentro, los que lo insultaron hasta tratarlo de “Hijo de Rosas”, el mayor insulto que se le prodigaba a alguien.
    .
  • El Radicalismo republicano de tintes delvallitas, aquí por ahí me detenga un poco extra. Aristóbulo Del Valle fue uno de los grandes dirigentes parlamentarios, y políticos, de nuestra historia. Noble, romántico, popular, por algo lo era: Su viejo, Nicasio, fue oficial de Rosas. Del Valle era un “cuadro”, como se le dice ahora. Abogado de la generación universitaria del ’69, la más importante de nuestra historia. Amigo toda la vida de Alem, como de Pellegrini, y estos que no se llevaban muy bien, y maestro político de Yrigoyen y De La Torre, y miren como terminaron. Era un hombre muy querido, y querible. Del Valle era un Hombre del Pueblo, pero ante todo, un ferviente devoto de las deidades cívicas: De Sarmiento, acaso de Mitre, de la Constitución del ’53. Los problemas se solucionan, con la Constitución de programa, en el concurso de las instituciones. No nos corramos un ápice de allí. Si lo sabrá Alem que le pidió rogando que se dejara de joder con pruritos en el ’93. Eso le costó al Radicalismo un (a)salto a la autoridad, y 25 años postergar el camino reparatorio.
    Este es el Radicalismo “bueno” que se opuso a Perón, e intento gobernar, sin éxito de finalización, en los gobiernos de Illía y Alfonsín. Ese Radicalismo “socialdemócrata”, muy lindo, interesante, “progresista”, pero que cuando el conflicto viene, se olvida de aquel origen popular de Alem, Del Valle e Yrigoyen. Los respeto, los admiro, pero la UCR  es mucho más que estos enunciados.

.

   Y también podríamos hablar de los caudillos radicales de provincia, que terminaron rompiendo con el Caudillo Nacional. A veces no entran en un mismo partido, personalidades tan similares. Y luego todo se desmadraria.

.

*Conclusiones*

        Aunque el gobierno de Alvear detuvo la obra de Justicia Social de Yrigoyen, complementó, a su vez, la obra iniciada en YPF, sosteniendo la conducción de Mosconi y el general Baldrich. Y tiene los méritos históricos de la argentinidad:

  • La quinta economía mundial.
  • La Democracia más consolidada y desarrollada de occidente.
  • El primer país del mundo en eliminar el analfabetismo.

           Uno suele ser crítico con Alvear tomando el impulso que le dejara Hipólito, pero comparando gobiernos posteriores, el suyo es de una nobleza que debió ser honrada de mejores modos, hasta por sus propios correligionarios. Tal vez su papel complaciente en la Década Infame, le haya jugado completamente en contra para la posterioridad.

Anuncios

8 comentarios

  1. Buena publicación. En especial muy bueno lo de Del Valle y sus herederos de la segunda mitad del siglo XX.
    Me resulta claro que omitió conscientemente el Alvear de la Década Infame, cuando no tengo dudas de que no fue elitista. Lisa y llanamente volvió al seno de su clase social.

    • Carlos Pistelli

      Escribí otro post sobre los escándalos!

      • No lo sabía, disculpa, ¿cuál es?

      • Carlos Pistelli

        Usted me va a a dar la plata. Es sobre la chade.

      • No le voy a dar nada de plata. Mi pregunta no fue ¿Cuáles? (fueron los escándalos) sino ¿Cuál es? (el post)
        La plata me la va a tener que dar usted, porque en loa apuntes para la deuda externa, en la época analizada omitió la deuda más escandalosa por su negociación y que sentó la base para el mayor ejemplo de explotación del gauchaje santafesino, chaqueño y correntino, y uno de los ataques más feroces en el mundo a la ecología. Es inútil, parece el rosarino que envidia a los porteños y cee que su provincia limita en el norte a la altura de Monje.

      • Carlos Pistelli

        La nota se llama así, Norberto. Es una frase dd Alvear a Frondizi. Ahora te la paso!!
        Jajaja

      • La parte mía sobre el inicio de la forestal también fue en joda. Es un ejemplo de lo jodido del tema. El único que investigó y publicó fue Gastón Gori. Gianello ignora el tema por completo. Encima, todo ocurrió con el beneplácito de Simón de Iriondo.

      • Carlos Pistelli

        Habrá que escribir algo pa la gurisada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis Mentiras Favoritas

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas, (a) "El Pájaro", "Beto", "Juanjo", etc

Ateneo del encuentro

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Proyecto Vertientes

El Blog del Río Paraná

HISTORIA Y DOCTRINA DE LA UCR

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

ESA VIEJA CULTURA FRITA

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

Jose Luis Muñoz Azpiri

Blog debate de Historia Nacional, SUSCRÍBASE YA

A %d blogueros les gusta esto: